18 de agosto de 2007

Me gustaría poder decir

que es agradable que haya un lastre

que te mantenga conectado al mundo,


pero hoy no: es domingo.


Y los domingos son maravillosos

para comer solo,


encerrado en el tercero oscuro y sin baño

mirando las olas de reojo.


Un sándwich envuelto en plástico

Oh, oh, oh

Y mi canción preferida en la radio.


No,

hoy no dejaré a las gaviotas que vengan

a tirarme su mierda encima:


es domingo y llevo camiseta nueva.

Pasearé por la playa si quiero


con mis chanclas supersónicas,

levitando por la arena.


3 comentarios:

Francisco José Najarro Lanchazo dijo...

¿Cómo son unas chanclas supersónicas?

flexo dijo...

hola, soy el responsable de detalles y asuntos no menos importantes del AmateursHotel, un hotel creado por blogguers para blogguers aficionados a escribir-fotografiar y/o dibujar.

Sus huéspedes son AMATEURS y he salido del hotel a dar un paseo en busca de más...y creo que tu lo eres.

Te invito a visitarnos y si te gustar reservar y tener una habitación en el hotel virtual más creativo del planeta y participar en la revista...

un saludo
marcosflexo
AmateursHotel

Baala dijo...

hay hay! que buena y divertida!
no se si es lo q buscar, pero a mi me transmite esa sensación de doblefilo que tienen los domingos... por un lado, es domingo, dia de descanso.. por el otro... no queda nada para el lunes!!
me encanta!!!