13 de febrero de 2009

un hombre mordisquea desganado un bocadillo y se lamenta
no queda nada, dice,
ya no queda nada,
no importa nada

una flor explota a su lado y el mundo se deshace en lentejuelas de fiesta

tiene un agujero en el calcetín
se le escapa la vida por un ojo de cristal mientras recuerda a una novia caliente y redonda de la adolescencia

había manos y había carne
y había tardes en las que las ventanas eran ojos lascivos observando a dos amantes

ahora hay un bocadillo mordisqueado con babas entre sus huesos
una tela deshecha a sus pies
carga con hilos la momia de una madeja
se le queda helada la cama
pero ya no le importa nada
no le queda nada
el mar se contonea
lamiéndole poco a poco la costa,
icebergs derretidos que inundan sus tripas.
el recuerdo de la novia caliente y redonda acunándole entre sus pechos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Du är unik pa alla sätt och vis

Anónimo dijo...

He estado hoy en lo del Café Libertad y sois unas petardas.
La poesía no es eso. Esa pose.
Os recomiendo más naturalidad, y más vida terrenal.

silvia dijo...

~el arte no es cosa cosa seria~

isabel dijo...

lo menos que se puede hacer cuando se critica algo, es dar la cara

yo no fui, pero estoy segura de que lo hicieron precioso

como ellas

Gsus Bonilla dijo...

qué hijadeputa es la peña, no????

silvia dijo...

vergonzosilla, diría yo