5 de marzo de 2008

Cienmil burgueses pasean sin sus sombreros
con el pelo peinado por la ventisca de mediodía.

Desde la ventana se ve un ejército de piratas pintando de gris las casas de nueva construcción.

Hay carteles que revolotean por el suelo segundos antes de anclarse al asfalto;
en la acera
alguien ha olvidado un libro.

El título, según los transeúntes, carece de importancia.

* * *

Hundert tausend Bürger laufen hutlos
mit ihrem Haar vom Mittagswind frisiert.

Dem Fenster hinaus sieht man eine Piratenarmee, die die neu gebauten Häusern grau anstreicht.

Es gibt Plakaten die einige Sekunden auf dem Boden flattern, und auf den Boden verankern sie sich danach;
am Rand
vergaß jemand ein Buch.

Der Titel, so den Passanten, ist belanglos.

1 comentario:

Maga dijo...

Me los imagino con el pelo peinado a lo josemari... Pero con menos pelo.

Es como muy de elecciones.
O de revolución.